Boda de Javier y Sara

Desde el primer día, desde la primera reunión que tuvimos Javier, Sara y yo, en mi cabeza no podía dejar de imaginarme como iba a ser su boda, y la verdad que me quedé corto en todo, si digo que esa tarde de noviembre hubo mas magia de la que nunca imaginé no exagero.

La ceremonia fue en pleno centro de Valencia, en la Basílica de San Vicente Ferrer, y desde allí nos fuimos directos a Bétera, donde el equipo de Gourmet Catering tenia la espectacular Masía del Carmen lista para la celebración con gran parte de la decoración hecha por los propios novios, lo que vino después lo podéis ver en las fotos...

El traje y la corbata del novio era de la Sastrería San Pere, es una sastrería muy especial porque era quien hacía los trajes de su abuelo, una persona súper especial en su vida, de hecho, Javier llevaba los gemelos de su abuelo.

El traje de la novia era de Pronovias, así como el velo que también era de la misma casa, los zapatos fueron hechos a medida en Solepiel y dan el toque de color al vestido, ademas una amiga de la novia, la modista Lydia Garro, hizo para ella una capa con la que llegó al cóctel en la masía y a la cena.